llegada de los jets a españa

La llegada a España de los Jets

La aerolínea Aviaco (Aviación y Comercio S.A.), que había sido fundada el 18 de febrero de 1948, en 1960 se convierte en la primera compañía aérea española en operar con reactores, incorporando a su flota el modelo Sud Aviation Caravelle, un bimotor de corto y medio alcance con los dos turborreactores que estarían situados en la parte posterior del fuselaje.

Iberia no tardó en incorporarse a la generación de los grandes “jets”, ya que en 1961 puso en servicio los cuatrimotores Douglas DC-8, que con el sobrenombre de “El rey de las largas distancias”, daba lugar a la conexión entre las ciudades de Nueva York, Caracas, San Juan de Puerto Rico y Buenos Aires. Estas aeronaves tomarían el relevo de los incansables Super Constellation que habían sido hasta la fecha los encargados de las rutas transatlánticas.

El crecimiento del tráfico aéreo fue tan grande que no tardaron en aparecer nuevas aeronaves dando lugar a una necesidad de actualizar las infraestructuras existentes por este motivo en 1958 se aprobó la ley de Aeropuertos, creandose así la Junta Nacional de Aeropuertos, que posteriormente pasaría a ser el Organismo Autónomo Aeropuertos Nacionales (OAAN) dependiente del Ministerio del Aire, dando lugar a la modernización de los aeropuertos de Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Málaga y las Palmas, llegando en 1962 a ser 33 los aeropuertos nacionales en servicios.

El 21 de julio de 1960) se creaba el Servicio Nacional de Control de Vuelo, que se adheriría años más tarde a la organización Eurocontrol, y se realizaba una mejora en la operación de la Red de Ayudas a la Navegación Aérea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio